Filtrar

Casal Junyer

TextoCerrar Texto

Casal Junyer

El contacto entre las dos edificaciones se realiza mediante forjados i fachadas de cristal. Dejando pasar la luz entre las dos construcciones y tocando de la forma más sutil la edificación existente. El nuevo volumen se construye con ladrillo cerámico de colores grises, una pieza que mediante la repetición asume la mejor adaptación de todas sus posiciones relativas. El nuevo cuerpo se adapta, retrocede y es respetuoso con el existente. Los nuevos forjados del nuevo volumen se alinean con la edificación antigua generando una visual harmónica y proporcionada.

Horizontalidad relacional. La invitación al acceso tiñe de personalidad pública y permeable el carácter del edificio. El acceso al Casal se realiza por la planta primera desde una plataforma que acerca la entrada a la plaza Mons. Una terraza nos permite disfrutar de las vistas de Barcelona y nos evoca a un jardín romántico que descubrimos cuando nos introducimos en el casal. En esta planta primera se disponen disponen diferentes salas y espacios de lectura. Las escaleras y la luz natural nos orientan por un lado al piso superior donde se encuentran dos salas más y a la planta baja. Esta planta dispone de una nueva sala polivalente con salida al jardín, de dimensiones amplias i estructura regular que la hace adaptable a diferentes usos. El bar y la sala de exposiciones organizan el espacio alrededor del consulado y busca la máxima relación con el espacio exterior.

La intervención que proponemos en la edificación existente pretende poner en valor el carácter y la atmósfera de un espacio que lo consideramos atemporal. Por estos motivos nuestra intervención es con el máximo respeto para esta arquitectura y buscara una narración fantástica, confortable y sensual. Intervendremos desde la selección del color, la domesticidad del espacio mediante el mobiliario y la definición de la iluminación.

El jardín es el espacio exterior reencontrado de esta construcción. El lugar donde la actividad se relaciona con el barrio y la nueva ordenación de Vallcarca. Un seguido de intervenciones ligeras como las vallas, puertas, mobiliario de jardín y plantaciones construirán un entorno privado, próximo y romántico que se merece el barrio.

Permeabilidad, optimización, sensualidad y respeto, son las virtudes que dan urbanidad a la arquitectura transformando todo el diseño y en algo pragmático. Si la sensualidad son las formas de los interiores del edificio o las sombras del jardín y sus porches, la permeabilidad en el uso y la visión del edificio está garantizada para la conjunción de arquitectura clara. El respeto a la ciudad es aquí, silencio tonal y ausencia de mimetismo. Esta estrategia por un lado vincula la planta de acceso al casal i por otra estimula una integración con el entorno propio de una ciudad densa, eficiente y ética como es Barcelona.

Emplazamiento: Vallcarca, Barcelona
Estatus: Concurso tercer Premio
Cliente: BIMSA